Las políticas de Igualdad en el programa de Podemos: Cuidadoras, víctimas o ausentes. ‪#‎SinFeminismoNoHayDemocracia‬

Programa Electoral Podemos

Programa Electoral Podemos

Ya se conoce el Programa electoral de Podemos, voy a comentar algunas ausencias o presencias de temas que como feminista considero imprescindibles, para apoyar o no, un programa electoral.

Lenguaje exclusivamente masculino, excepto en los puntos de educación e infancia.

No hay trasversalidad de genero en las medidas económicas, ni fiscales, ni en las infraestructuras, ni medioambientales. Ante las ausencias de elementos claves en las políticas que afectan a las mujeres, no se puede alegar que no es un documento apropiado para entrar en detalles, pues si lo es para hablar de las bolsas de plástico en el apartado medioambiental.

Al hablar de empleo e innovación, tan solo una pequeña referencia a la discriminación de género, cuando todo el mundo acepta que la crisis está afectando especialmente a las mujeres por factores de mercado, de carga de trabajo doméstico y de apoyo intrafamiliar, pudiendo hablar ya de feminización de la pobreza en España. En su patrón de desarrollo económico no tiene cabida ninguna de las propuestas de economía feminista, tan sólo habla de economía de los cuidados.

Proponen una Oficina de protección frente a la discriminación, pero como todo el texto está escrito en masculino genérico, aunque en este caso está bien usado, pues realmente no se refiere al acoso que sufren las mujeres mayoritariamente en los entornos públicos y laborales, habla de un asunto génerico como si la incidencia del problema fuera igual para todos. La ley integral establece mecanismos contra el acoso, pero no se hace ninguna referencia a la ley.

Recoge las demandas de la Paltaforma PIINA de permisos iguales, pero los problemas de las mujeres con la maternidad van mucho más allá y ni los contempla.

Insta a la contratación de grupos con dificultades para el empleo, sin citar que el paro femenino duplica al masculino y por tanto necesita acciones positivas que estimulen su contratación, quedan como un grupo más diluido entre colectivos con dificultades de inserción.

Habla de la economía de los cuidados, pero nos vuelven a colocar en los Servicios Sociales, la economía de los cuidados es un sistema de relaciones sostenido por las mujeres con su trabajo no retribuido, que representa el 51% del PIB. Es el tiempo regalado por las mujeres a los hombres y a toda la sociedad, que desde luego no se resuelve encasillado en los Servicios Sociales de los ayuntamientos.

Se mantiene la vision de las mujeres como víctimas y desfavorecidas en riesgo de exclusión, ciertamente la crisis ha aumentado los numeros de mujeres que lamentablemente están en esta situación, pero es una visión parcial del 50% de la población. Hablemos de derechos, de capacidad y talento y desde ahí se pueden abordar los recursos necesarios para hacer realidad esos derechos, no como un déficit. Y desde luego erradicar la desigualdad salarial, de la que no se habla.

En Salud habla del acceso de las mujeres a la información de patologías que les afectan, y combatir los estereotipos. No sé qué se refiere, pero prefiero hablar del derecho a la salud integral de las mujeres como principio al hablar de salud y no directamente de las patologías.

Habla del aborto dentro del Sistema Público, pero sin concretar el modelo que apoyará, de plazos o de supuestos, el tema se queda en el limbo sin posicionarse, como en tantas otras cosas.

En el capitulo Igualdad, incluye medidas contra la violencia de mujeres y niños, contra la homofobia, bifobia y trasfobia que si son de igualdad, pero afectan a hombres y mujeres. Sin embargo, ignora la Ley contra la Violencia, no la cita y por tanto no sabemos si la defiende para mejorarla, o piensa prescindir de ella por completo. La ley ofrece muchos mas recursos y estrategias de los que este programa cita.

Y por último, habla del reconocimiento de formas de organización, actividades y trabajos tradicionales de las mujeres. ¡Se me han disparado las alarmas!, como siempre que veo unido “lo tradicional” a las mujeres, no sé a qué se refiere este punto, pero yo prefiero hablar de participación y representación del movimiento de mujeres, de innovación y modernidad en las prácticas de las mujeres y su presencia en la calle, en el empleo, en las empresas, en la cultura, en la sociedad, en la política, y de reconocimiento del liderazgo femenino para mejorar la vida. Las mujeres somos mucho más que víctimas y tradiciones.

Salimos de las casas y no pensamos volver, como dice Amelia Valcárcel, hemos llegado hasta aquí y es para quedarnos. Sin feminismo no hay democracia.

Apuntes para el debate sobre políticas feministas en el programa de Podemos

feministas sol

la revolución será feminista o no será

Hace unos días María Pazos y Bibiana Medialdea entregaron a Podemos el documento económico Reorganizar el sistema de cuidados: condición necesaria para la recuperación económica y el avance democráticoque recoge sus propuestas desde la óptica de la economía feminista centradas en los cuidados, sus costes y responsabilidades sociales, plantean fijar una jornada laboral de 35 horas, garantizar sistemas universales de dependencia y educación infantil, y prestaciones especiales para las familias monoparentales. Igualar los permisos de maternidad y paternidad y su protección frente al despido, y equiparar los derechos laborales de las empleadas del hogar a los del resto de los trabajadores.

El documento introduce de forma transversal medidas bajo la perspectiva de la igualdad en el programa económico de Podemos. Se presentó a la prensa el 2 de marzo, en el texto se da un paso más sobre el Documento económico de Torres y Navarro, incluyendo los cuidados como medidas de igualdad.

Ahora el documento entrará en los círculos para su discusión y por tanto no se sabe que términos de ese documento se incorporarán definitivamente al programa.

A la espera de conocer más detalles sobre el programa y por la proximidad de las fechas electorales autonómicas y locales, os dejo unas notas sobre el único documento aprobado  por las bases hasta ahora, el llamado: Documento final del programa colaborativo de Podemos, presentado hace unos meses.

Para hacer mis comentarios voy a respetar su mismo esquema de presentación de temas deteniéndome en algunos de sus puntos, los que considero más relevantes, para hablar de las políticas de igualdad.

Título: Documento final del programa colaborativo de Podemos

Después del título no hay un texto general en el que enmarque los principios básicos del documento, ni define un marco ideológico en el que se reconozca, plantea directamente en un índice los 6 epígrafes en los que se escribe el programa.

Al no tener una introducción de marco teórico, ni ideológico, no hace mención a ninguna norma o carta de derechos a los que se adscribe. Por tanto, no habla de los derechos de las mujeres como derechos humanos, ni analiza las razones o la profundidad de la desigualdad entre mujeres y hombres, en consecuencia no propone políticas integrales de igualdad enfocadas a garantizar esos derechos.

1.12 - Derecho a una renta básica para todos. No concreta con ningún grupo, pero teniendo en cuenta la feminización de la pobreza y como ha afectado la crisis a las mujeres disparando su desigualdad, se echa de menos una cita a la realidad de las mujeres en España.

2.3 - Democratización de la gestión, ejecución y evaluación de la inversión pública a través de presupuestos participativos. Primera oportunidad perdida para hablar de presupuestos con enfoque transversal de género. Como define UNIFEM, no se trata de presupuestos separados para mujeres, sino de un proceso para beneficiar a hombres y mujeres de la misma forma en la distribución y uso de los recursos públicos. Sirven también para reconocer las distintas formas en que las mujeres contribuyen a sus sociedades y sus economías a través del trabajo no remunerado en la economía productiva y en su rol de cuidadoras de sus comunidades y familias, así como para que los gobiernos traduzcan en acciones sus compromisos con la igualdad de género y los derechos humanos de las mujeres.

2.8 - Defensa decidida de la libertad de expresión, reunión, asociación, manifestación y participación política. Solo se cita en la frase final: Democracia paritaria entre hombres y mujeres. Sin decir cómo alcanzarla, con qué mecanismos se va a articular, si es un deseo o se desplegarán normas con carácter obligatorio.

2.11 - Garantizar el derecho a la seguridad y a una vida libre de violencia para las mujeres y las personas lesbianas, gays, transexuales, bisexuales e intersexuales a través de un sistema jurídico de garantías que intervenga tanto en el ámbito público como en el privado. Empieza el texto hablando de “medidas políticas destinadas a defender la diversidad sexual…” colocando en el mismo plano el derecho a la vida y la libertad de las mujeres con “las diferentes sexualidades o modelos de familia y reconocimiento en todos los países del derecho al matrimonio civil, a la adopción y a las técnicas de reproducción asistida para todas las personas,…” Considero que no puede tener el mismo tratamiento ese listado de temas referido a colectivos, que cuando se habla de lo que afecta a las mujeres, que como bien sabemos no somos un colectivo sino el 50% de la humanidad, y se estima que el 51% en nuestro país.

No se habla desde el feminismo y los derechos de las mujeres, sino desde las identidades de género y la diversidad sexual, que son categorías individuales, frente al feminismo que es un marco de transformación social para hombres y mujeres, y además es internacionalista.

3.- Conquistar la igualdad, construir la democracia. Mantiene una posición generalista, no analiza las desigualdades, ni sus causas, ni la profundidad de las brechas de género, salarial, laboral, de tiempos, de representación, digital, en las pensiones, etc. Habla de derechos sexuales, no de derechos humanos con una visión integral.

Aquí se citan derechos concretos: empleo, salariales, sexuales y de seguridad, como si fueran fenómenos aislados, que no respondan a un mismo patrón de desigualdad impuesto por el patriarcado.

3.3 - Plan de choque para la eliminación de la desigualdad entre las mujeres y los hombres en el ámbito laboral, para hacer efectivo el derecho humano al trabajo en condiciones equitativas y la independencia económica de las mujeres. El texto tiene un tono neutral descriptivo de una situación que afecta igual a hombres y mujeres sin citar el abismo que hay entre ellos en el ámbito laboral, doméstico y de cuidados, y por tanto no aporta más que ideas generalistas que obvian la situación real.

3.8 - Garantía de los derechos sexuales y reproductivos y del derecho a decidir sobre el propio cuerpo para todas las personas. De nuevo no comparto la equivalencia de planos, equiparando los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres con el de “todas las personas” como si los problemas derivados de este tema fueran igual para mujeres y hombres, plantearlo así es ignorar la complejidad que la sexualidad, la maternidad o el derecho al aborto y sus consecuencias implica para las mujeres. El punto adopta un tono generalista de supuesta mayor amplitud de miras en el que los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres quedan peligrosamente diluidos.

3.9 - Garantía del derecho a la ayuda y la integración a las personas dependientes y sus familias. En ningún momento de este punto tan específicamente ocupado por el trabajo de las mujeres se les nombra, habla de familiares y cuidadores como trabajadores en masculino, cuando todos los informes de expertas, como la socióloga del CSIC Mª Ángeles Durán[1] que explica que el trabajo no remunerado de las mujeres centrado en la prestación de cuidados a terceros, niños, enfermos o mayores sanos que requieren atención, supone el 53% del PIB, y la mera observación de la realidad muestra que son las mujeres quienes se ocupan de estas tareas con los problemas derivados que conlleva. Espero que el documento Reorganizar el sistema de cuidados, encuentre aquí su contexto.

4. Recuperar la fraternidad, construir la democracia. Claramente inspirado en el concepto de fratría de la Revolución Francesa, la misma que dejó sin derechos de ciudadanía en su carta magna a las mujeres. Hace ya mucho que los estudios feministas han analizado esta posición ideológica, que asume como modelo de ciudadanía a “los hermanos” excluyendo a las hermanas, denunciar esta exclusión ya le costó la guillotina a Olimpia de Gouges.

4.2 - Promover los presupuestos sociales en la UE. Otra vez habla de presupuestos sociales sin nombrar la transversalidad del enfoque de género en su elaboración. Habla en el mismo plano del empoderamiento de la mujer, del VIH, del paludismo, medioambientales, etc., que son citados en los objetivos del milenio, pero este documento de Podemos los repite sin matizar, ni priorizar la entidad de unos problemas frente a otros. Quizá hay que recordar que la diferencia básica es que las mujeres también sufren VIH, o paludismo, o son víctimas de los problemas medioambientales de sequías…, por eso no pueden estar en la misma categoría, no son un grupo más al que atender, y para tratar los temas adecuadamente hay que incluir la transversalidad[2] del enfoque de género en los diseños de las políticas públicas. Un enfoque transversal de género no pretende sustituir los mecanismos y políticas específicas de género, sino que los complementa.

6.7 - Protección animal, nueva exigencia social. Habla de la Promoción de las Asociaciones Protectoras como vigilantes garantes de que las administraciones públicas están cumpliendo con su trabajo de amparo y protección de los derechos animales.

Con el mismo argumento utilizado con las protectoras de animales de ser garantes, se debía hablar en el documento del movimiento de mujeres, ni se habla de su protagonismo en la conquista de derechos, ni de su conocimiento y el trabajo experto que desarrollan en los temas que les afectan, lo que no sería grave en un programa electoral, sino fuera porque si lo hace con las protectoras de animales, haciendo evidente la ausencia de referencia al movimiento de mujeres y su aportación a la historia de las libertades y derechos de este país, olvida citar su papel de ser las garantes de que las administraciones cumplan por velar por la seguridad y la vida de las mujeres.

En general en este documento, no hay un marco teórico que hable de los derechos de las mujeres como derechos humanos de la mitad de la población. Y por tanto que en coherencia, proponga políticas integrales de igualdad que los garantice. Sólo se citan aspectos concretos de seguridad, empleo, salariales y derechos sexuales y reproductivos, que son muy importantes para las mujeres pero que no ofrece una visión integral que permita hacer políticas públicas transversales.

No se cita ni una sola vez el término feminismo, o feminismos, y no es casual, todo el documento se apoya en el concepto “identidad de género” y “diversidad sexual” como referencia de sus propuestas a situaciones individuales, frente al feminismo internacionalista como posición teórica y filosófica que analiza el patriarcado y el androcentrismo como raíz de una realidad discriminatoria, ante la que plantea las políticas de igualdad, de justicia democrática para mujeres y hombres, que se traslucen en los presupuestos, en lo laboral, en la cultura, en la ciencia, en el patrimonio, etc.

Opinar, incluso discrepar sobre las propuestas políticas no equivale a desacreditar, argumentar que en el programa de Podemos echo de menos algunos principios clave para las políticas feministas, no es cuestionar a las mujeres que dentro de sus círculos trabajan para incluirlas, tienen todo mi reconocimiento y apoyo, se topan con la concepción patriarcal de la representación y la política dentro de sus filas, con el androcentrismo, como nos sucede a todas las feministas en el resto de las organizaciones políticas o sociales en las que participamos. Así lo reconoce el Círculo Podemos Feminismos de Madrid que vio como el Plan de rescate ciudadano con perspectiva de género de su resolución Defender la democracia es defender la igualdad no fue de las más votadas en Vistalegre, e insisten en la necesidad de seguir trabajando para fomentar la participación igualitaria de mujeres y hombres en Podemos.

Cuando un partido se presenta al espacio electoral con un programa político y desea gobernar, tiene que aceptar el debate y la discrepancia. Y especialmente de las feministas de todas las edades y tendencias que estamos obligadas por didáctica, por nuestra genealogía y por justicia democrática, a plantear nuestros deseos y derechos hasta conseguir que formen parte central de las agendas políticas de los partidos.

En este programa, por lo menos de momento, estas políticas no están. Es un documento de principios generales, sin concretar más allá de los enunciados y por tanto se puede esperar que avance el programa y refleje por lo menos parte de las ausencias. Supongo que el debate está abierto y siempre estamos a tiempo de escucharnos, de reconocernos autoridad, de incorporar argumentos, de compartir ideas, para fortalecer el objetivo común de todas, trabajar por la igualdad, por la vida y la libertad de las mujeres.


[1] El trabajo remunerado es crucial para la estabilidad social. Ángeles Durán

http://e-mujeres.net/ateneo/maria-angeles-duran/textos/-trabajo-remunerado-es-crucial-estabilidad-social.

El trabajo no remunerado de la Mujer y su importancia en la economía. Ángeles Durán

https://www.youtube.com/watch?v=EomvIhA3WsU

[2] Mainstreaming de género. La adopción de acciones o políticas especiales para las mujeres, pese a ser pasos decisivos, no llegan a producir por sí mismas los cambios necesarios en el estatus de las mujeres, al ser relegados a un sector específico en vez de impregnar toda la agenda pública. La transversalidad o mainstreaming de género surge como una estrategia para la promoción de la consecución de la igualdad de género al comprobar que estrategias anteriores no supieron o no pudieron alcanzar los objetivos establecidos.

El concepto de transversalidad de género surge en la III Conferencia Internacional sobre las mujeres de las Naciones Unidas (Nairobi, 1985) y fue incorporado a partir de la IV Conferenciade Beijing (1995). La transversalidad de género trata de que la perspectiva de género impregne y atraviese todos y cada uno de los ámbitos, sectores o actuaciones, en todas las etapas y en todos los niveles, por los actores involucrados en la adopción de medidas y políticas públicas, incluyendo, además, a las mujeres en la toma de decisiones.

CON LAS REDES AFLORAN NUEVOS LIDERAZGOS

redes tic

Las redes se convierten en los nuevos escenarios, las convocatorias crecen por las redes.

Se diseñan acciones que contengan las claves mediáticas para difundirlas en las redes, las acciones se convocan, facebuquean, wasapean y twittean en directo multiplicando el impacto #feminismoenred. Hacerlo y poder contarlo #redfeminista. Las imágenes viajan #machismomata. También en nuestros muros, saltan de perfil en perfil. #machismomata. Una idea provocadora como la llamada a registrar el cuerpo en el Registro Mercantil se extiende por las redes. #micuerpoesmio

Los medios de comunicación nos siguen en las redes, están presentes en nuestros perfiles recogiendo y contrastando información, esto le ha dado la vuelta a la invisibilidad que nuestra actividad tenía en los medios. Ahora los medios, son parte de nuestras redes y la información es directa.

El último ejemplo del uso de las redes, los nuevos liderazgos y sus resultados es lo que ha sucedido con el Tren de la Libertad. Una asociación local de mujeres asturianas, Las Comadres, convoca a todo el país a subirse a un tren y compartir con ellas en NO a la ley del PP y Gallardón que atenta directamente a la ciudadanía de las mujeres y a su libertad. La respuesta inunda Madrid con miles de personas que las acompañamos hasta entregar en las Cortes un manifiesto.

Cualquiera de las acciones citadas habría sido imposible sin las redes sociales actuando como una plataforma de relación y comunicación.

NUEVOS ESCENARIOS. LUCES Y SOMBRAS
Como todos los nuevos escenarios tienen luces y sombras. Por un lado, las redes tic democratizan y amplían la Información, la participación y la generación de opinión. Pero no siempre la información es rigurosa, ni está contrastada, reflejan visiones personales.

Pueden ser instrumento para autoconferirnos como pactantes en procesos concretos o acciones de cooperación, que faciliten las alianzas: la Marea Violeta, el Tren de la Libertad, Apoyo al grupo feminista punk Pussy Riot, las Femen, Apoyo a la tunecina Amina Tyler “Mi cuerpo me pertenece y no representa el honor de nadie”.

Por otro lado, pueden banalizar los discursos, menos argumentados, que responden a un impulso, sin el sostén de un discurso, ni una organización feminista que planifique las acciones. Retwitear o firmar peticiones no basta, puede calmar las conciencias, pero sólo es una acción puntual del activismo político, que exige presencia y discurso. Como nos enseña Celia Amorós que decía Spinoza “las ideas adecuadas confieren potencia de obrar”.

Un aspecto nuevo, es la aparición de hombres neo-machistas, que se cuela en los perfiles feministas y en nuestras vidas sin que casi nos demos cuenta y entran a insultar o polemizar.

LAS REDES TIC, INSTRUMENTO DE COOPERACIÓN
El punto de partida: Desmovilización inicial, críticas al feminismo de estado, distanciamiento de las jóvenes a las organizaciones tradicionales.

Mientras, aparecen nuevos espacios y estilos de participación en los que hay que tener en cuenta:
• No hay nada en la red, si antes no es un proyecto en tierra.
• Las asociaciones no son sólo ámbitos de encuentro, el feminismo las convierte en plataformas políticas por la vida y la libertad de las mujeres. Las redes las impulsan.
• El valor de las redes para potenciar políticas y desterritorializarnos. El activismo sólo no es suficiente.
• La irrupción de las redes tic en nuestras vidas personales y asociativas, ha cambiado el panorama de relaciones, y la capacidad de influencia de las personas y las organizaciones.
• Alimentan nuevos liderazgos, como el caso de Alicia Murillo en Youtube, y refuerzan o debilitan otros que no son activos en las redes.
Rompen las jerarquías tradicionales. Trastocando la representación del discurso y la influencia en los estados de opinión.

Todo empezó con aquél SMS del PÁSALO del 13M del 2004, las redes TIC de aquél momento eran los sms de los móviles, aquél texto convocando en la calle Génova corrió de pantalla en pantalla hasta crear un estado de opinión y generar un movimiento de rechazo a la versión oficial de los atentados, que se materializó con cientos de personas ante la sede del PP.

Ese día, el país entero fue consciente del valor de las redes y el impulso vital que les daba la tecnología. El boca a boca se convirtió en un salto de pantalla a pantalla, aún en blanco y negro con 140 caracteres, que sirvieron para extender la alerta, generar opinión y convocar a la ciudadanía.

¿LAS TIC, OTRAS FORMAS DE ACTIVISMO?

Jornadas Democracia y Feminismo. Escuela de pensamiento feminista Clara Campoamor. 24 y 25 abril 2014. Fuenlabrada.

La respuesta es claramente sí, dan vida a nuevas formas, nuevos lenguajes, nuevos escenarios, nuevos protagonismos. El activismo TIC también tiene genealogía feminista, que arranca el día que un grupo de jóvenes programadoras se reúne en Australia y escriben el Manifiesto de la ZORRA MUTANTE VNS MATRIX en abril de 1966.

Saturadas por misoginia informática, preocupadas por una población sin módem y por tanto, sin acceso a la información. Se acaba el milenio naufragando en la trivialidad y la pérdida de identidad. Ellas abren con este manifiesto el nuevo espacio de respuesta al patriarcado, ahora también digital.

…La red es la niña salvaje, zorra/mutante, partogenética del Gran Papá Mainframe…

…Absorta por un torbellino de trivialidad.
Acabas de perderte el siglo XX;
estás al borde del milenio -cuál-, ¿importa?
La disolvencia es lo que está cautivando;
el abrasivo contagio de la fiebre de milenio es futurretro.

…Preciosos applets atavían mi cuello;
soy flujo de binarias, soy ingenio puro;
lee sólo mis memorias, cárgame en tus imaginaciones pornográficas,
escribe sobre mí.
La identidad explota en múltiples morfonemas
e infiltra el sistema de raíz.

…Somos el accidente maligno
que cayó en tu sistema mientras tú dormías y, cuando despiertes,
ejecutaremos tus ilusiones digitales,
alterando tu impecable software.

Me convierto en luz.
Enciéndeme si te atreves.

LAS REDES SE ACTIVAN PARA LIDERAR
Están cambiando los liderazgos habituales. Desde hace dos años las redes sociales están impulsando el activismo. Ante la pérdida acelerada de derechos surgen nuevas estructuras, nuevos lenguajes y estilos de respuestas, vinculadas a los diferentes feminismos, pero es común a todas la llamada en las redes: Plataforma Derecho a decidir, Tren de la Libertad, Flash Movie en plazas, Escraches feministas, Performances callejeros…, que impulsan nuevos activismos.

Ante las medidas ultraconservadoras del gobierno del PP dictadas en gran parte, por sus compromisos adquiridos con la Conferencia Episcopal, sólo cabe organizarse. Las redes son hoy un flujo de denuncia y colaboración para dotarnos de un camino de pactos con una Agenda Política para liderar la resistencia.

Puedes consultar el Manifiesto de la Zorra Mutante completo en: http://e-mujeres.net/opinion/nuevas-tecnologias-otras-formas-activismo

La bancada popular

Hoy la bancada popular ha vuelto a ovacionarse como el día que votaron a favor de la guerra de Irak, y me pregunto lo mismo que aquel odioso día, ¿qué aplauden?, ¿de qué se ríen?, ¿qué celebran?… una guerra, esta vez contra las mujeres y contra el 80% de su electorado según las encuestas. Y en la votación anterior, contra la justicia internacional y a favor de la impunidad.

Las mujeres y los hombres del Partido Popular han consumado su traición a las mujeres de este país, aunque fuera una votación simbólica que no aprobaba ni suspendía una ley, estaba en juego el respeto a la dignidad de las mujeres.

Ellas han preferido ser obedientes a sus intereses de partido, muchas en público y otras en privado criticaban la reforma y sus consecuencias, pero hoy han elegido empujar sus carreras políticas, frente a ser coherentes con sus vidas y con la sociedad a la que representan.

Las actas del Congreso de esta tarde se suman a la lista de las más amargas de nuestra democracia, casi siempre nos las regala la derecha. Aplauden contra la justicia, vitorean la impunidad, se ríen de las víctimas de las dictaduras y blindan los abusos de poder. Para acabar su jornada han votado contra la libertad y la dignidad de las mujeres.

Hoy nos han traicionado.